Las borduras de jardín son un elemento separador muy útil a la hora de diseñar y mantener nuestro jardín. Además, estéticamente el jardín gana en belleza, ya que si están bien instaladas, las borduras, o bordillos, permanecen totalmente invisibles e integradas, permitiendo que la vegetación sea el elemento protagonista.
Además, gracias a las borduras, el mantenimiento de las zonas ajardinadas es muy sencillo y no requiere gran dedicación de tiempo ni desmesuradas inversiones. Sin embargo, es esencial escoger el tipo de bordura más adecuado para nuestro proyecto de paisajismo.

Las borduras de acero

borduras de acero
La gran ventaja de las borduras de acero es que son muy resistentes, más que las de plástico o las de madera, y por ello, duraderas. Es decir, son perfectas para diseños planteados para que permanezcan inalterables durante un largo periodo de tiempo.
A efecto prácticos, las borduras de acero trazan límites limpios y nítidos y son de gran estabilidad. Sin embargo, hay que tener en cuenta que dependiendo de su grosor serán más o menos flexibles. Los bordillos de acero fino son flexibles y permiten todo tipo de diseños y formas: parterres, zonas ornamentales, agrupaciones florales, separación de áridos, etc. En cambio, a mayor grosor, menor flexibilidad, aunque ganaremos en durabilidad.

Borduras de acero galvanizado SAFE

borduras-acero-safe
Las borduras de acero galvanizado modelo SAFE disponen de un borde superior doblado que garantiza una mayor seguridad evitando posibles cortes y heridas. Además de este extra en seguridad personal, este modelo de bordura, o bordillo, es perfecto para cercar parterres, separar grupos florales o áridos, marcar caminos, etc… Esto es debido a su flexibilidad; característica que confiere a estos bordillos  una utilidad superior para realizar tanto formas rectilíneas como curvilíneas en el sustrato.
bordura-acero-safe
Además, su instalación es muy sencilla. Los bordillos SAFE son fáciles de manipular, por su ligereza y, además, no requieren de herramientas específicas de jardinería especiales ni tampoco de personal especializado para colocarlas. Las borduras de acero SAFE se pueden cortar con una sierra de mano o con una radial.
Estos bordillos de acero con borde doblado se venden en secciones de 2 metros de longitud y están disponibles en dos alturas: 10 cm y 15 cm. Su grosor es de 1,25 cm y están disponibles en tres colores: metalizado, lacado marrón y pintado tipo Cor-Ten.
Te informamos de que cada bordura incluye 3 estacas de fijación.
bordura-safe-instalada
diseno-jardin-borduras
jardin-paisajismo

Comparte este artículo

¡Descubre todas nuestras novedades! Suscríbete a la newsletter

Conoce nuestros productos